Europa

0 369

Lo que nadie te cuenta sobre viajar por Europa como mochilero

A la hora de emprender un viaje de Mochilero a Europa hay que estar bien informado sobre todo lo que puede llegar a suceder durante el transcurso del viaje, aqui les dejamos una experiencia y unos consejos muy útiles para tener en cuenta en el momento de viajar.

Coger el tren nocturno desde Praga, en la República Checa, hasta Cracovia, en Polonia, es una de esas experiencias que persisten en la memoria. Cuando el sol se oculta tras las montañas, los últimos rayos de luz se desvanecen para dar paso a la noche y con ella a ese misterioso revisor que se presta a ofrecer algún que otro consejo de seguridad. «Antes de dormir, es muy importate asegurarse de haber cerrado bien esto», en referencia a cómo ajustar correctamente el candado que salvaguardará tus pertenencias durante el resto de la noche. A veces, si el revisor tiene buenas dotes de comediante, estos consejos derivan en historias para no dormir, de aire costumbrista o mítico, en las que se refieren hechos supuestamente frecuentes. «En este país los bandidos campan a sus anchas. Esperan pacientemente hasta que el tren reduce su velocidad para saltar dentro y robar todo lo que encuentran a su paso. Entonces ya no hay forma de pararlos. Lo roban todo, absolutamente todo». Sea esto cierto o no, son consejos que no suelen aparecer en ninguna guía o blog de viaje en línea, ni siquiera en las grandiosas historias de los mochileros más veteranos. Pero no temas, por suerte para ti, VIAJES Y TURISMO hemos elaborado una lista con todas aquellas cosas que nadie te cuenta sobre viajar como mochilero por Europa.

El billete de InterRail no te permitirá montarte en cualquier tren

billete de InterRail

Antes de que los bandidos de la historieta hagan acto de presencia, tendrás que haberte subido a un tren, obviamente. A pesar del precio bastante elevado del billete InterRail, éste no te ofrece en realidad ninguna garantía a la hora de conseguir un asiento en cualquier tren. Esto es bastante habitual en Europa Occidental (principalmente en Italia y Francia) cuando se viaja con un Pase Global. Lo que ocurre, básicamente, es que algunas compañías ferroviarias cobran obligatoriamente un extra de comisión por reserva, aunque el tren vaya medio vacío.
Asegúrate de leer con todo detalle la letra pequeña antes de comenzar el viaje y trata de evitar aquellos trenes con comisión de reserva. Pero no la tomes con InterRail por este motivo, ya que son las propias compañías ferroviarias las que salen beneficiadas con esta comisión. Por alguna razón, han decidido no seguir las mismas reglas de juego que el resto.
Prepárate para perderte o quedarte tirado
Uno de los problemas más recurrentes en Europa del Este es que el personal de la estación y de los trenes no suele hablar inglés. Ten cuidado, por tanto, con las paradas no programadas que pueden dejarte tirado en medio de la nada más absoluta y asegúrate además de llevar siempre encima un mapa al que poder señalar en caso de emergencia.
Las vistas desde el tren son espectaculares.
trenes-europa

Vamos, acabemos con toda esta negatividad. Lo cierto es que viajar como mochilero es una experiencia maravillosa, todo un espectáculo de belleza que irá deslizándose por tus pupilas a gran velocidad. De los olivares mediterráneos a los bosques alpinos, pasando por montañas escarpadas o por lagos que brillan como el azul del zafiro. El paisaje europeo es increíblemente diverso y sin lugar a dudas, inolvidable.
Viajar en tren abriéndose paso entre las montañas de Eslovaquia es una experiencia irrepetible: a un lado los abruptos macizos rocosos, al otro un precioso lago, tan cerca que casi podemos observar el reflejo del tren sobre sus aguas. Por otra parte, no olvides hacerte con un Golden Pass en Suiza para poder disfrutar de las vistas panorámicas y sin ningún tipo de comisión extra.
Otra alternativa son los trenes de estilo clásico, decorados al estilo decimonónico, donde podrás creerte nada más y nada menos que Sherlock Holmes de camino a su último enfrentamiento con Moriarty…Bueno, esto solamente para los frikis de la literatura.
Alquilar un coche puede salirte más barato que un billete de InterRail
Esto no puede ser cierto, ¿o sí? Aunque pueda resultar sorprendente en un principio, alquilar un pequeño coche sin demasiados lujos sí suele ser más barato que un pase de InterRail, especialmente en el caso de que tengas más de 26 años. No digamos si viajas en pareja o en grupo. El único problema es que no podrás relajarte al volante como podrías hacerlo si viajases en tren, y las vistas desde mayor altura que ofrece este último tampoco son comparables a las del coche.
Reserva tu alojamiento con antelación
¿No estás por la labor de pasar la noche sobre el banco de un parque? Entonces reserva alojamiento antes de llegar al destino, aunque sea el día antes. Durante el verano es habitual la escasez de camas libres en los hostels. Si llegas tarde a tu ciudad de destino o te retrasas por cualquier motivo, es muy probable que todos los buenos alojamientos hayan sido ocupados ya. Sin contar con que no es muy agradable deambular por la ciudad buscando habitaciones libres mientras cargas con tu mochila.
Además de esto, es importante mantenerse informado de todos los grandes eventos, como por ejemplo el Festival de Cine de Venecia o el Oktoberfest de Múnich, ya que durante esos días es casi imposible encontrar alojamiento en las ciudades donde se celebran. No obstante, si lo que quieres es acudir a alguno de estos multitudinarios acontecimientos lo mejor es que reserves con mucha antelación.
La gastronomía local es exquisita en todas partes.
que comer en europa
Esta es una lección que todo viajero ha de aprender en algún momento. Ya se sabe que Francia e Italia son dos de los países con mejor cocina de todo el mundo y que las tapas españolas están riquísimas, pero hay muchos otros lugares que ostentan inmerecidamente bastante peor reputación.
Prueba la cocina local dondequiera que vayas. Copiosos platos rústicos en Alemania, como el codillo de cerdo se deshacen deliciosamente en la boca acompañados por una cerveza. El schnitzel austríaco sabe muy bien aderezado con una salsa de mandarina. Y la gastronomía rural de Europa del Este, como el asado de cerdo y las bolas de masa hervida, es estupenda. Lo mismo ocurre con el Reino Unido: atrévete con sus pasteles de carne y seguro no te arrepentirás. Eso sí, dondequiera que te encuentres, evita los McDonald’s.
Come en los restaurantes locales
Si deseas experimentar con la verdadera cocina local dirígete a los restaurantes más alejados de las «trampas» para turistas. Normalmente los propietarios desplegarán toda su amabilidad siempre que seas educado y más aún si conoces alguna que otra palabra básicas del idioma local. Si no entiendes el menú, cierra los ojos, apunta con el dedo y elige algo al azar. Después de todo, ¡es una aventura!
Europa tiene las mejores bebidas del mundobebidas-europa
Cerveza, whisky, vodka, Jäger, ginebra…todos se inventaron en Europa y es en Europa donde aún se sirven mejor que en cualquier otra parte del mundo. No se encuentran mejores cervezas rubias que en Alemania, mejores Pilsner que en la República Checa ni mejores cervezas de malta que en el Reino Unido. Escocia es el lugar idóneo para probar el whisky pero si lo que prefieres es un buen vodka, pilla un tren que vaya hasta Europa del Este y reza para que la resaca no sea fuerte.
Recuerda llevar tu tarjeta de estudiante
Si eres estudiante, no olvides echar tu acreditación en la mochila. Europa ofrece grandes descuentos para los estudiantes. Puedes ahorrarte algunos euros en casi todas las atracciones turísticas y culturales de la mayoría de ciudades europeas si enseñas tu tarjeta de estudiante.
Por supuesto, si te encuentras en Reino Unido, la mayor parte de los museos son gratis de todas formas, seas o no estudiante. ¡Disfruta!
Puedes encontrar muchas cosas por un euro (casi) en cualquier parte
Sí, es cierto. Incluso en esos países que llaman de economía avanzada puedes encontrar cosas que merece la pena comprar por solamente un euro.
La mayoría de los establecimientos acepta tarjeta de crédito
No hay necesidad de estar cambiando continuamente de moneda al traspasar cada frontera, ya que en casi todos los establecimientos, tiendas y restaurantes aceptan tarjetas de crédito y de débito. Si no es así, no te preocupes, seguramente habrá algún cajero automático en los alrededores.
Las playas son mejores en los lagos que en la costaplayas-europa
De acuerdo, esta afirmación puede sonar demasiado categórica, pero en general los lagos tienen más encanto y son más tranquilos que las playas de costa. Además, la mayoría de las playas europeas más populares suelen estar abarrotadas por turistas venidos de todas partes durante el verano. Existen pequeñas joyas, como el lago de Bled, en Eslovenia, donde podrás relajarte en un entorno natural idílico. Incluso complejos turísticos populares en lagos como el Zell-am-Zee en Austria son alternativas preferibles a aquellos situados en zonas costeras.
El surf es excelente
En efecto, hay todo un mundo más allá de California y Australia para los amantes del surf. Si te apetecen unas clases de surf haciendo equilibrio sobre las olas, plantéate un viaje al suroeste de Francia, a la Costa Verde o la Costa de la Luz en España y a Nazaré en Portugal.
Echa tus zapatos de «batalla»
Aunque no seas muy aficionado al senderismo, vas a tener que hacerte unos cuantos kilómetros a pie durante el viaje. Las montañas europeas son preciosas: los deslumbrantes Picos de Europa en España, las verdes praderas y las cumbres nevadas en los Alpes austríacos y el legendario Monte Olimpo en Grecia. Seguro que te apetece acercarte a curiosear un poco alguna de estas maravillas naturales.
Hasta aquí nuestra lista de 15 consejos no tan habituales que harán que te conviertas en todo un experto del InterRail por Europa. Así que, ¿a qué esperas? El verano no durará para siempre. ¡Empieza a planificar tu viaje!